Psicología Jurídica
La Psicología Jurídica es el estudio del comportamiento de las personas y de los grupos en cuanto que tienen la necesidad de desenvolverse dentro de ambientes regulados jurídicamente, así como de la evolución de dichas regulaciones jurídicas o leyes en cuanto que los grupos sociales se desenvuelven en ellos (Clemente, 1994).

 

Funciones del psicólogo jurídico 

  1. Aplicar los principios psicosociales a la regulación de la vida social. La PJ se basa en conocimientos psicológicos que proveen tres grandes áreas: la Psicología Social, la Psicología de la Personalidad y Clínica y la Psicología de los Procesos Básicos.
  2. Ayudar al sistema de justicia en la tarea de determinación de la verdad de los hechos con el fin de conseguir tanto la justicia individual como la social en conjunto.
  3. Contribuir al funcionamiento adecuado de las organizaciones jurídicas, aplicando los principios de la Psicología del trabajo y de las organizaciones.
  4. Diagnosticar y evaluar la existencia de características psicológicas importantes para el sistema jurídico.

    Algunos ejemplos:
    • La imputabilidad.

    • La enfermedad mental.

    • La posibilidad de recordar un hecho.

    • La comprobación de la veracidad de una declaración.

    • La detección de una supuesta patología

    • La capacidad para el cuidado parental

  5. Rehabilitar y resinsertar socialmente.
  6. Atender a la salud psicosocial de personas relacionadas con problemas legales (víctimas, agresores, internos, detenidos, etc.).

La función de  la Comisión de Psicología Jurídica del Colegio Profesional de Psicología de Aragón es estimular  aquellas iniciativas relacionadas con la psicología jurídica que permitan dotar a los colegiados interesados en esta especialidad de los conocimientos y recursos adecuados para un desarrollo eficaz de la misma.

Podrán pertenecer a esta Comisión tod@s lo@s colegiad@s que tengan interés en participar en ella.

Dentro de la Comisión se contemplan las siguientes líneas de actuación:

  1. Activar el turno de peritación del Colegio. Los psicólogos formamos parte de los profesionales que cooperamos y ayudamos a la Administración de Justicia, proporcionando nuestro conocimiento y experiencia profesional para valorar de forma más eficaz y objetiva la conducta humana.

  2. Promulgar una guía de buenas prácticas en peritaje psicológico que atienda aspectos como principios éticos, objetivos claros, metodología adecuada y técnicas contrastadas con el fin de realizar informes periciales con criterios de calidad. En este sentido se realizará al menos una vez al año una charla sobre los conceptos básicos para la elaboración de un peritaje psicológico.

  3. Se realizarán reuniones periódicas de la Comisión. La Comisión debe ser un foro activo en el que se puedan discutir y aclarar cualquier problema o duda que pudieran surgir relacionada con la psicología jurídica. 

Responsable del área
Santiago Boira Sarto
Grupos de trabajo relacionados
Actividades relacionadas
Noticias relacionadas
No hay NOTICIAS disponibles.